miércoles, 6 de enero de 2010

Dónde y cuando surgió "El mito de las enfermedades de las Palomas"

El mito de las enfermedades de las palomas tiene origen en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando la liberación de palomas en competencias se masificó.
La columba livia es una de las primeras aves en ser domesticada por el ser humano.
Su domesticación data de varios milenios antes de Cristo.
Fue utilizada desde la antigüedad como ave de ornato, comida, mascota, como ave mensajera, y hasta considerada ave sagrada.
Incluso las religiones monoteístas de Oriente Antiguo, la consideraban encarnación divina.

Durante centurias su carne fue consumida en Europa, mediante la cría vía el sistema de grandes palomares, construídos en piedra. Su crianza para alimentación humana, de manara masiva, continuó hasta finales del siglo XIX.

Su utilización como enlace entre ciudades y poblados comienza en la era pre-cristiana, y se divulga a través de griegos y romanos.
Esta utilización estuvo vigente hasta la Segunda Guerra Mundial. Desde ese momento, la mayoría de los ejercitos del mundo reemplazaron su división de palomas mensajeras por enlaces de radio. Sin embargo, muchos ejercitos continuaron teniendo una pequeña división de palomas entrenadas, como una forma de homenaje a las mismas. Durante la primera guerra Mundial, la división palomas del Ejercito Británico jugó un rol destacado en las comunicaciones entre las tropas desplegadas en el territorio continental, y los cuarteles en las Islas Británicas. Es muy famoso el caso de la paloma Cher Ami, destacada por cumplir varias misiones de enlace de comunicaciones a través del Canal de la Mancha. Inclusive, en el Reino Unido, se las ha homenajeado con un friso dedicado a ellas, por su labor al servicio de las comunicaciones del país.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, en el continente europeo, en Norteamérica, y algunos países de América del Sur, se extendió la práctica de la colombofilia deportiva.
En algunos países de Europa, como Bélgica, Holanda, Francia, España y Portugal, el número de criadores de palomas para competencia, creció de gran manera, alcanzando a varias decenas de miles en cada país.
El número de carreras, y la distancia de las mismas, creció también. Algunas carreras llegaron a tener más de mil kilómetros de distancia entre el punto de partida, y el de llegada.
El número de palomas liberadas para competencia, se incrementó de manera sideral, alcanzándose cifras nunca antes vistas.

Todo esto originó que las miles de columbas que no podían alcanzar su objetivo en la competencia, quedaron sueltas dentro las ciudades de origen, o dentro de otras ciudades intermedias, entre la liberación, y el punto de arribo. A pesar de su excelente sentido de orientación, se cree que hasta un 15% de las columbas liberadas para competencia, no logran llegar a su destino. Esto sucede fundamentalmente, cuando las distancias entre largada y arribo son muy lejanas. Debido a esto, el número de columbas en estado "libre", creció rapidamente en decenas de ciudades de Europa Occidental, y Norteamérica, dando origen a grandes colonias de columbas livia en dichas ciudades. Este crecimiento desmedido, debido a una acción no controlada del ser humano, trajo aparejados reclamos en algunos países de Europa, en las décadas de 1960 y 70.  Para mitigar el efecto provocado por una colombofilia masiva y desmedida, los gobiernos de varias ciudades de Europa Occidental, comenzaron a realizar capturas masivas de palomas, y a matarlas mediante distintos dispositivos, principalmente mediante el uso de gas tóxico. Para evitar el surgimiento de reclamos de los pobladores locales que gustaban de las palomas, o que rechazaban su captura y muerte, muchos gobiernos de distintas ciudades, apelaron a argumentos falsos sobre la transmisión de enfermedades.  De esta forma, los gobiernos de muchas ciudades, podían realizar capturas y muertes de miles de palomas, evitando ser criticados por los pobladores de dichas ciudades.  Apelando a falsos argumentos, que no poseen base científica alguna, los gobiernos de muchas ciudades de Europa y Norteamérica, comenzaron grandes matanzas de palomas, año tras año.En algunas ciudades de Europa, se llegaron a matar miles en sólo año.
Barcelona mató aproximadamente 250.000 palomas desde 1992 hasta 2010.

Para justificar todas estas matanzas masivas, los gobiernos esparcieron la idea de las posibles "enfermedades de las palomas". Careciendo de toda base científica o estadística, y yendo contra las afirmaciones de muchos especialistas, gobiernos y medios de comunicación desataron una ola de mentiras y engaños sobre las columba livia.
Desde 1960/70 hasta la actualidad, muchos gobiernos y medios de comunicación, han divulgado conceptos totalmente erróneos acerca de la columba livia y las posibles enfermedades hacia el ser humano.
En 1959, la Organización Mundial de la Salud, en su reunión conjunta con la FAO, realizada en Roma, afirmó que las aves que conviven en proximidad con el ser humano, dentro de los ambientes urbanos (gorriones, palomas, mirlos, cuervos, cigüeñas, gaviotas, etc.) no constituyen peligro alguno para la población humana.
En 2008, mediante un boletín informativo, titulado "Pestes en el mundo", capítulo 8, la Organización Mundial de la Salud, volvió a afirmar que las aves que conviven con el ser humano, no representan un motivo de preocupación para los humanos. En dicho boletín, la OMS afirma que las ornitosis son INFRECUENTES en el mundo.

Desde la década de 1990, muchos científicos, ornitólogos, biólogos, veterinarios y demás, se han dedicado a un examen exhaustivo de la columba livia, comenzando a derrivar los mitos acerca de las enfermedades que dicha ave podría transmitir.Hoy día, pueden encontrarse centenares de trabajos científicos, que demuestran que las afirmaciones realizadas durante décadas, acerca de la peligrosidad de la columba livia, son mitos engendrados por el ser humano, para justificar las políticas de matanzas realizadas durante décadas, contra esta especie de aves.

No hay comentarios: