sábado, 23 de enero de 2010

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de ayudar a un ave rapaz?


Las aves rapaces son aves cazadoras, se valen de sus fuertes picos, garras, aguda vista y oídos para sobrevivir y poder alimentarse.
La mayoría son aves solitarias, pueden encontrarse en parejas, pero pasan la mayor parte de su tiempo  posadas en alguna rama a la que llamaremos percha. Otras pasan su tiempo camuflándose, y las hay que son más terrestres .No están acostumbradas al contacto con el humano, lo cual es SUMAMENTE IMPORTANTE QUE ENTENDAMOS ESTO A LA HORA DE QUERER AYUDARLA.
Las hay diurnas y nocturnas, es FUNDAMENTAL que verifiquemos cuál es su hábito, ya que eso nos ayudará a darle una mejor calidad de vida en el tiempo que nos toque asistirla.
Las aves rapaces diurnas como algunos halcones tienen un metabolismo mucho más ligero que las águilas por ejemplo, por ello se los puede ver cazando más seguido, comen desde ratones hasta otras aves e insectos, anfibios etc... Según la especie van a especializarse más por algún alimento en particular como por ejemplo los halcones peregrinos  que son  Ornitófagos  (esto significa que su dieta se basa más en aves).Algunas Águilas  en cambio son de estar más tranquilas, posadas en alguna percha y utilizando las corrientes de aire caliente (térmicas) para volar y así evitar gastar tanta energía .Lo del metabolismo nos ayuda a saber qué cantidad de comida es necesaria para cada ave.
Y es importante saber que mientras más frío haga, más rápido bajaran de peso.
Es FUNDAMENTAL que sepas que las garras de las aves rapaces son muy poderosas, y que gracias a ellas pueden cazar e incluso matar a su presa por presión. Cuando cazan, cierran automáticamente las garras y no las abren tan fácilmente. Por ello tenés que protegerte de sus afiladas garras inmovilizándolas .Para poder  hacerlo cuando le pongas encima un tallón y cubras sus ojos, podés tomar al ave sosteniéndola desde la espalda manteniendo cerradas sus alas, podes colocártela  contra el pecho y con una mano bajas por donde están los tarsos y antes de llegar a las garras vas a tomar firmemente sus piernas. Ella automáticamente va a cerrar sus garras y así quedara inmovilizada.
Otra forma es tirarle primero un tallón en las garras, para que ella lo agarre y lo apriete, y allí le tiras otro por encima cubriéndole la cara, lo más probable es que no suelte la toalla porque la reacción defensiva hace que cierre sus garras y no las abra rápido.
Igualmente Recomiendo que estas maniobras si son aves grandes sean de a dos persona, una sosteniendo el cuerpo y otra las patas y garras




Primeros Auxilios para aves  rapaces                                                                 Sabrina Andrea Cortés 




No hay comentarios: